Baking Pi – Introducción

Buenas a todos, o a nadie, porque es mi segunda entrada y la primera con contenido. De cualquier modo he decidido empezar con este proyecto de forma personal, y lo estoy compartiendo aquí por si a alguien le sirve de ayuda.

 

Hace un tiempo me compré una Raspberry Pi, algo realmente asombroso, es un ordenador completo (con su micro, su memoria RAM, tarjeta gráfica…) montado en una placa del tamaño de una tarjeta de crédito (el modelo “Zero” es incluso más pequeño) y asequible para todo el mundo, desde 5€. La adquirí precisamente por su bajo precio y la cantidad de posibilidades que tenía, pero fueron dos las que más me atrajeron.

Una de ellas fue la cantidad de emuladores de consolas retro que había, y claro, a mí cualquier objeto tecnológico con historia me fascina. De modo que pensé en montarme una pequeña consola retro. Pero más tarde encontré un emulador del Apple II, y si juntamos mi obsesión con Apple y algo retro… Blanco y en botella (horchata).

La segunda se debía a su tamaño, y es que un ordenador con esas dimensiones tenía infinitas posibilidades como herramienta de hacking. Y claro, por aquel entonces yo andaba buscando el modo de hackear mi instituto (cuando me aburro me da por hackear cosas). Aquí es donde entra mi lado hacker, el sistema que administraba todo en mi instituto lo había desarrollado personalmente el director, nada de una empresa privada o el mismo gobierno que ofrece programas de gestión a los colegios e institutos. Había sido el genio de mi director (la verdad es que es un genio) y para mí era un reto conseguir hackearlo, de modo que pensé que la Raspberry podría ayudarme con eso.

Y entre unas cosas y otras me compré una Raspberry, también conseguí hackear mi instituto, pero eso lo dejaré para otra ocasión.

 

Una vez la compré, empecé a trastear con un montón de sistemas que encontraba por Internet, desde Raspbian, una distro de Linux (que como imaginaréis por el nombre está hecha específicamente para la Raspberry) hasta algún sistema multimedia para ver películas piratas en la tele.

Y me encontré con un curso en la web de la universidad de Cambridge llamado Baking Pi, me pareció de lo más interesante, consistía en crear tu propio sistema operativo, desde cero y en un lenguaje de muy bajo nivel, ensamblador.

Esto fue cuando yo tenía 14 años, un nivel de inglés muy por debajo del actual y poca paciencia. Por lo que al día siguiente de haber empezado a leerlo, desistí.

La semana pasada lo retomé desde el principio, porque la última vez no entendí absolutamente nada. Y la verdad es que me gusta bastante como avanza, me costó bastante al principio, primero porque no era compatible con mi Raspberry, ya que el curso está hecho para la primera que sacaron y no funciona con las actuales. También me costaba bastante entender la mayoría de las cosas que se explicaban, pero más adelante, a medida que iba avanzando comprendía como funcionaba. Hay mucha documentación, pero nada en español.

 

Por todo esto me he decidido a desarrollar el mismo curso, actualizado para las nuevas versiones de la Raspberry, en español, y lo más importante, fácil de seguir por cualquiera sin conocimientos previos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *